viernes, 25 de septiembre de 2009

CONTIGO EN LA ENFERMEDAD

Hace un poco más de cuatro años y medio que estoy con Pablo, mi compañero, me acuerdo que cuando nos conocimos y comenzamos con la relación, jamás le habia contado que era miope y menos que usaba unas gafas de vidrios tan gruesos, no se si por vergüenza o por coqueta, el hecho es que como era obvio en algún momento lo iba a descubrir, ello ocurrió el día que me acompaño al oculista y tuve que despojarme de mis lentes de contacto. Como todo miope el remplazo de las lentes son los anteojos de armazón pesado y que te dejan los ojos chiquitos, la cara de Palo fue de sorpresa al ver que su amada se había convertido en un segundo en “Bety la fea”, lo primero que me dijo fue” decime que son anteojos de chasco”, jaja… esa consulta con el oculista fue un desastre, estaba tan tentada y no podía parar de reírme del asombro de Pablo.
Ya paso muchos años de esa anécdota pero siempre la recordamos con risas de por medio.
Cuando lo conocí solo tenía una alta miopía. En el 2007 más precisamente en junio me diagnosticaron maculopatía en el ojo derecho, y Pablo es la persona que siempre se mantuvo a mi lado, no huyo despavorido, ni se asusto por este nuevo desafío. Me acompaño a todos los especialistas que podíamos ver, investigaba en la web todo la información sobre esta enfermedad, me apoyo cuando inicie el “proyecto maculopatía”, paso por todos mis estados de animo, y siempre se mantuvo ahí, a mi lado.
Tuvimos la gran dicha de tener a nuestra hija Sophya, quien es hoy el motor de mi lucha.
Después de dos años de aquel diagnostico esta enfermedad comenzó a atacar a mi ojo izquierdo, sin obra social y con una enfermedad grave en Argentina, que ironía, pero Pablo sigue a mi lado.
Nunca tuvimos ni el deseo ni la necesidad de casarnos legalmente, ya que los papeles y la burocracia no esta hecho para representar la medida de nuestro amor,
pero a veces las circunstancias de la vida hacen que las cosas se encaucen para un lado, y el hecho es que al no tener obra social y debido a que todas las obras sociales me rechazan por tener enfermedad preexistente, hemos tomado la desiciónde casarnos ante el registro civil, con el fin de poder tener la obra social de él y acceder mediante recurso de amparo al tratamiento para mi enfermedad.
Este noble gesto que ha tenido Pablo para conmigo al proponerme casamiento sin importarle que se nos vienen momentos duros y difíciles me ha hecho pensar que realmente me ama y que desea estar conmigo” en la enfermedad”, y es por ello que quiero agradecerte amor por todo lo que haces por mi y por Sophya y realmente no creo que me alcance la vida para devolverte lo que vos me das, y deseo que podamos estar juntos toda la vida para cumplir otro de los presagios de nuestra unión matrimonial que es “contigo hasta la muerte”.
TE AMO.

3 comentarios:

Natalia dijo...

No puedo evitar emocionarme!!!!!yo también tengo a mi compañero de vida ya, desde hace 5 años, y también como Pablo, está y estuvo a mi lado en las buenas y en las malas.
Cariños a los 3!!!!

Analia dijo...

Nati, que bueno es tener a alguien que nos acompañe, la contención, el sentirnos acompañados, el amor en si, es muy imortante ya que a veces la enfermedad nos baja un poco el animo, peros nuestros seres queridos son siempre los que nos dan fuerza para seguir... gracias por los saluditso , los cuales seran dados, un beso para vos y los tuyos, gracias por interesarte en este blog.

Guadis2013 dijo...

Recién leo este comentario, ya un poco "viejito", pero me imagino que todo sigue bien entre uds, me alegro que tengas tanto apoyo, claro que es fundamental cuando una esta angustiada, desesperanzada, y en los buenos momentos también !! cariños, guadalupe.

Related Posts with Thumbnails