domingo, 28 de agosto de 2016

La impunidad de la enfermedad



Introducción: ¿Es duro estar enfermo?, SI. Por eso es que nadie quiere estar en esos zapatos, y nadie podría desearle a otro semejante desdicha. La enfermedad por más optimista que uno sea no es linda ni agradable, tampoco es cierto que la enfermedad te vuelve más bueno y solidario, no, por ahí, podríamos decir que las personas que tienen una enfermedad tienen un aprendizaje distinto, que no es ni mejor o mayor que el de otras personas, solo distinto.
Los otros pueden sentir lastima o apenarse de la situación del enfermo, y hay veces que bajo el pretexto de enfermedad se tiene una mirada más benevolente con el enfermo.

HIPOTESIS: ¿Existe la impunidad de la enfermedad?
Existe un constante comportamiento social en apiadarse del enfermo, sea cual sea el acto que este haya realizado. Parece ser que al enfermo se le puede admitir todo. Si este contesta mal, si este realiza actos dañosos, si perjudica a otros. No importa cual fuere la circunstancia, acción u omisión del enfermo todo se arregla con una expresión ( a ver si les suena) ¡pobre, está enfermo!.
La lastima es un comportamiento humano crónico, repetitivo y aceptado socialmente para con el enfermo.

METODOLOGIA: He realizado este estudio desde mi propia experiencia, y realizando trabajo de campo desde la posición que ocupo como enferma y mi vínculo con otros en misma condición.

I. Factores de la impunidad de la enfermedad
a) La lastima:
¿Qué es la lastima? Según el diccionario que tengo en mi casa se la define como: Sentimiento de pena o dolor que se siente por alguien que sufre o por una cosa que ha sufrido un mal.
Es decir que la lastima es un factor determinante para aceptar todo aquello que hace el enfermo, de esa manera consiente la victimización de aquel creando un mecanismo destructivo y toxico en la relación entre el otro y el enfermo.
b) La culpa:
También definido por el diccionario que tengo y que le acabo de pasar una franela para sacarle el polvo que tenía, , la culpa es la emoción que se siente al romper las reglas culturales o costumbristas en un cierto circulo o entorno.(sociedad, familia ect).
Muchas veces aquella impunidad hacia el enfermo tiene que ver con la existencia de la culpa, recuerde algún acto en donde usted pensó que el enfermo era un hijo de puta, pero no lo manifestó porque la presencia de otras personas actuaron como presión para que no diga lo que siente y que es real, pero reprimiéndose y apañado por su entorno, comenzó a sentir culpa por pensar de esa manera y posteriormente sintió lastima por el pobrecito.
c) victima.
Es aquí el enfermo, aquel que mediante la pancarta de la enfermedad hace que los demás le tengan pena y lastima, convirtiéndose un gran benefactor de la pena ajena a los fines de su conveniencia y beneficios propios.
d) Impunidad
Ahora recurriendo a Wikipedia podemos definir a la impunidad como una excepción de castigo o escape de la sanción que implica una falta o delito.
Es aquí el beneficio del enfermo víctima y lastimero, busca que los demás lo banquen a pesar de sus acciones y maldades, pone en practica sus artilugios como la mirada del gato con botas, el llanto, el juego del eterno incomprendido, sus esfuerzos heroicos.
e) La verdadera víctima: el otro
He aquí que la verdadera víctima no es el enfermo sino el que cae dentro de las redes del juego perverso de aquel, que en realidad se encuentra confundido, entre la lastima, la culpa y el llanto frenético del enfermo Creyéndose que es una mierda de persona por no comprender a aquel pobre enfermo.
Estos factores son indispensables para que la impunidad de la enfermedad se propicie en un terreno fértil de hipocresía con el enfermo. Ojo con este juego de lastima y victimización, suele ser muy común y difícil de detectar.

Conclusiones:
Para concluir con este trabajo debo responde en forma afirmativa a la pregunta inicial, pero debo hacer la siguiente salvedad, si bien es cierto que existe aquella impunidad, la misma cobra sentido, siempre y cuando se la cultive por los “otros” que se relacionan con el enfermo. Recuerde que la lástima no es buena cosa para nadie.
Piense si alguien sintiera lástima por usted, seguro que le seria desagradable . Generar lástima en otros es de las sensaciones más angustiosas y deprimentes que existen. Es que la lástima saca del juego a las personas, ubicándolas como víctimas impotentes de una condición penosa e indigna, de la que es muy difícil salir.
Otra cosa es sentirse Triste por la situación del otro. La tristeza genera solidaridad, empatía, eso es positivo.
Sabemos que : hay gente que trabaja de dar lástima. Y otra gente que trabaja de sentirla. Son tal para cual. Es complejo: jugar a ser víctima de manera vitalicia (trabajar de víctima crónica convoca a la lástima? hasta que genera enojo una vez que se percibe la jugarreta) es un deporte que juegan los que saben que en el mundo hay muchos que han confundido la bondad con la lástima hacia el otro.
A la vez, jugar siempre a ser el que siente lástima hacia otro caído en desgracia ubica en una lugar de superioridad fea al que la siente. El beneficio de sentir siempre lástima de los "pobres infelices" permite ensoñar que son "ellos", los otros, los que habitan los infiernos, allá, bien lejos de uno.
Es cierto que se suele pensar "Si lo responsabilizo, mira si se enferma más" pero esa la frase es la que pavimenta el infierno de una relación que se nutre de todo, menos del respeto por la capacidad del otro.
Es sano y claramente humano el sentir tristeza ante alguna situación o condición de alguien que, por ejemplo, ha sufrido una terrible enfermedad o una discapacidad adquerida . Pero esa tristeza, para no ser pura lástima condescendiente, se debe complementar con una percepción de los recursos que esa persona tuvo para salir del paso, y no tanto ver, pobrecito, cómo sufre.
Entonces para el caso, aquel dicho que dice que "lo que no te mata, te fortalece" sirve infinitamente para no entrar en los oscuros laberintos de la lástima.
Realizado por Analia Cantero.
Nota. No se ponga el saco si no le entra. Este artículo no pretende generalizar, ni poner a los enfermos en una situación incómoda, solo pretende desterrar hábitos pocos sanos en forma poco trágica, recurriendo al humor para aliviar la carga.

viernes, 19 de agosto de 2016

reflexiones : en video


MI VIDA: UN ROMPECABEZAS

Un rompecabezas
de esos grandes, de muchas piezas
perdi algunas, fui reponiendo otras
a veces me auto armé y otras me ayudaron.
Asi es mi vida, así la siento.
Piezas y piezas…
Algunas no han encajado
otras tuve que apretarlas muy fuertes
para que ocupen su espacio,
piezas que no quise en mi vida y otras que quise que se repitan
pero el tiempo no vuelve y cada cosa ha tenido su lugar
nada es casual ni en vano
mi rompecabezas es complejo asi como la de todo el mundo
nada extraño ni particular…
soy solo sentimientos y emociones
pensamientos e ideas
nada fuera de lo normal
un rompecabezas que por ahora
sigue creciendo y juntando pedacitos
hasta que algun dia termine ...
tambien a mi me llegara el momento de poner la ultima pieza...
mientras tanto recopilo y aprendo.
y en el mientras tanto tambien sonrio.
ANALIA CANTERO





sábado, 30 de abril de 2016

DISCAPACIDAD VS CAPACIDAD VS INCAPACIDAD


Siempre he tratado de hablar desde la sinceridad de mi mente y mi corazón, siempre trate de destacar mis fortalezas y mis debilidades (de estas últimas bastantes). Pero de ninguna manera considero que mi discapacidad visual sea una debilidad por el cual deba pagar el precio de explicar mi capacidad para la vida diaria. Y ahí viene la cuestión: Cuando me preguntan si puedo usar una pc, o cuando me preguntan cómo ando por la calle, o si en mi casa cocino, o quien cuida de mi hija cuando no está mi esposo, con la suspicacia de que por ser discapacitada visual me encuentro incapacitada de hacer todas esas tareas, la verdad me hincha un poquito las bolas. Me imagino que en la cabeza de dicha persona se imagina que estoy postrada en una cama, mientras miles de personas a mi alrededor atiende mis necesidades, por favor ¿quién es el limitado?(y lo digo con mucho respeto, aclaro).
Sé que vivimos en un mundo imperfecto, prejuicioso, pero que en el siglo XXI se siga confundiendo la discapacidad con incapacidad la verdad es un poco chocante a mi modo de pensar.
Muchas veces me han insultado con la palabra discapacitada, no se si será que el insultante era poco creativo o no tenia mucho más para decirme que llegar a esa bajeza, me he aguantado hasta el hecho de que me digan: ¡vos conseguiste tu trabajo por discapacidad!, olvidando que tengo un título universitarios , varios posgrados y especialización en mi haber, y la verdad esto lo digo no de agrandada, pero en mi caso contacto no mato curriculum(no tengo contactos solo curriculum), los que me conocen de hace rato, saben bien en cuantos años me recibí, y la cantidad de materias que meti en un año en mi carrera universitaria, entonces que vengan a decir que un papelucho que dice que tengo visión subnormal a causa de mi maculopatía, me abrió la puerta a mi campo laboral, es injusto.
Yo se que no voy a cambiar la forma de pensar del “otro” ni siquiera tengo esa meta en la vida, pero SI, aun sigo soñando con una sociedad más empática, solidaria y comprensiva.
Se que no hay que perder el tiempo en hacerse mala sangre en estas cosas, pero tambien es bueno poder manifestarse para dar conciencia o tomar conciencia, prejuzgar al otro sin conocerlo lo unico que hace es generar un concepto que puede ser errado o no, y esto lo digo en cualqueir aspecto de la vida, no solo en cuestion de discapacidad.
Me ha pasado que gente ha creido que inventaba mi discapacidad, por el hecho de que la misma para los ojos del "otro" no se nota, y eso se debe a que la mayoria necesita que las discapacidades fisicas sea MANIFIESTAMENTE NOTORIA, y lo cierto es que no siempre le podemos dar ese gusto a la gente, es que si te falta un riñon, salvo que lo digas, no se va notar, te tenes que cruzar con una persona tan porfiada que te pida una ecografia para que te crea..
Por lo tanto el hecho que haya aceptado mi enfermedad, mi discapacidad visual y que la gente me vea como una persona sin limitacion fisica, significa que en mi hubo un trabajo interno y personal que me ha llevado un tiempo poder procesar, pero por suerte mi resiliencia(que descubri que poseo) me ha ayudado a poder demostrar que soy una persona con capacidad, con discapacidad y con algunas incapacidades.
gracias por difundir mi mensaje .
ANALIA CANTERO.

viernes, 4 de diciembre de 2015

TODO PASA:

:
Cuando estamos atravesando por cuestiones dolorosas solemos pensar que la angustia que nos genera es imposible de sostener, ¿es tal vez porque nuestro cerebro ha anulado cuestiones de sufrimiento pasadas?, no lo sé, pero creo que hay circunstancias de la vida que son cuestión de tiempo, de maduración, ya que si recordáramos experiencias pasadas que nos han producido dolor, nos daríamos cuenta que en la vida todo pasa, nada es definitivo.
Creo que el dolor es parte de la vida, todos pasamos por situaciones que no nos han agradado, que nos han puesto en crisis, pero también creo que el sentido de transitar nuestro camino es poder aprender a resolver distintas situaciones que ponen a prueba nuestra inteligencia emocional y nuestra capacidad de resiliencia.
Las cuestiones que nos causan dolor no debe ser tomado como algo negativo, PORQUE VIVIR TRAE DOLOR, angustia y a veces sufrimiento, y LLORAR tampoco debe ser vivido como un síntoma de debilidad, sino como una manera de liberar el estrés que nos genera esos momentos difíciles de nuestra existencia.
Muchas veces preguntarse el para que de una determinada situación nos puede alivianar la carga, yo sinceramente creo que nada es en vano, que todo tiene o esconde un acertijo, el descubrirlo es la respuesta necesaria para sentirse mejor.
Creo también que nadie supera un dolor si no es afrontándolo y viviéndolo. Es que a veces debemos aceptar que la vida duele y no hay curitas que logren tapar completamente esa herida.
Asi como Ningún ser humano puede eludir la muerte, que se presentará tarde o temprano, tampoco puede eximirse del dolor, que hace su aparición de modo inexorable a lo largo de la vida, así que no temas porque lo que hoy sientes, seguro será enterrado por una sonrisa del mañana.
ANALIA CANTERO
Related Posts with Thumbnails