lunes, 8 de marzo de 2010

PARA REFLEXIONAR

“QUIERO SER MÁS CIEGO DE LO QUE SOY ”

Esto No lo digo yo, sino que he notado que muchas personas que sufren patologías que causan Baja Visión, quieren exagerar su enfermedad visual diciendo: “soy una persona ciega”, sabiendo que a las claras tenemos una visión limitada pero no somos ciegos.

Esto me llevo a hacer ciertas reflexiones sobre el tema que quiero compartir con ustedes:

Considero que esas personas que quieren exagerar, o plantearse como más ciegas de lo que son, no tienen la culpa de ello.

La culpa la tienen los medios de comunicación. Los medios de comunicación no divulgan una imagen positiva de la población discapacitada, y esto produce que muchas personas con discapacidad, en nuestro caso con discapacidad visual, tiendan a exagerar lo que padecen por miedo a nos ser entendidos por la comuna en donde habitan. Por miedo a no ser comprendidos y tomados en serio.

Es decir la falta de comprensión del prójimo ajeno a cualquier tipo de discapacidad visual promueve este tipo de comportamientos, atento a que a una persona le es mas fácil trasmitirle a su interlocutor lo que es “ver”, o lo que es no “ver”, pero no sabe como transmitir lo que es ver poco, o tener baja visión.

Otros de los factores que juegan en contra es que los medios de comunicación nunca mencionan la Baja Visión.

Generalmente cuando tratan el asunto de la discapacidad visual se habla de ceguera, se tilda de “CIEGO” al que ve poco, sin saber lo perjudicial que es esto para la persona que realmente no es ciega. Para la persona que es discapacitada visual con Baja Visión.

El hecho de exagerar la formas de transmisión de una discapacidad torna más vulnerables nuestros derechos. Porque automáticamente la palabra CIEGO se relaciona con las voces: asistencia, vergüenza, temor, voluntarismo, piedad, lástima, resignación, caridad, frustración.

Con esto no quiero hablar mal de los ciegos, ni decir que ser ciego es algo inabordable en términos de rehabilitación, inclusión, integración y tratamiento de sus derechos desde la perspectiva de proteger la dignidad de esta discapacidad.

Sino que lo que estoy tratando de decir es que las personas con baja visión NO SOMOS CIEGOS y que no debemos sentirnos como tales, ni aceptar que nos llamen así.

Me gustaría más que nada en el mundo que la palabra discapacitado visual se asocie a palabras como : eficacia, rendimiento, competitividad, normalidad y capacidad.

Por eso ese marketing basura de querer vender con la exacerbación de una patología, para hacer a esa persona más héroe o más victima, no ME agrada en lo más mínimo.

Para lograr que la Baja Visión sea reconocida y coadyuve a eliminar los estereotipos culturales que impiden la potenciación social, económica, política y cultural del colectivo Baja Visión debemos estar nosotros mismos capacitados para rechazar todo tipo de manipulación acerca de nuestra enfermedad.

El partido de sentirnos más ciegos de lo que realmente somos, de presentarnos y comunicarnos como más ciegos de lo que realmente somos, no lo comparto.

Y trasmitir esa imagen a nuestros interlocutores a los fines de facilitar su interpretación sobre nuestra enfermedad tampoco.

Está en uno ser víctima de la enfermedad o ser personas fuertes para encontrar una rápida aceptación de nuestra condición.

No se que pensarán de todo esto que manifiesto.

Pero creo que si seguimos siendo cómplices de un medio social que nos castiga y nos encasilla en un sector errado, entonces considero que poco podemos hacer desde nuestro lugar. Besos Analía


2 comentarios:

enr dijo...

Estoy muy de acuerdo con todo lo que dices. Un saludo.

Analia dijo...

gRACIAS eNR BESOS!

Related Posts with Thumbnails